Reconstrucción tras resección

Reconstrucción tras resección

En ocasiones (debido a enfermedades o accidentes) es necesaria la amputación o extirpación de algún órgano o extremidad que ha sido dañada, algo que supone un impacto estético y, sobre todo, que afecta psicológicamente en gran medida al paciente. Gracias a la reconstrucción tras resección, el paciente puede recuperar esa parte tanto a nivel estético como funcional (en la medida de lo posible), facilitando así su aceptación de la nueva naturaleza de su órgano o extremidad. Estas reconstrucciones pueden requerir la utilización de prótesis o implantes.